Cómo hacer una oficina en casa

Estudios recientes avalan que las personas que trabajan en casa pueden realizarse profesionalmente y conciliar mejor el trabajo con la vida familiar, las relaciones personales y sus aficiones, por lo que son más eficientes, más felices y se sienten más realizados. Cada vez más empresas consideran que este sistema conlleva un ahorro de costos y espacio, un ahorro de tiempo y dinero en desplazamientos y una menor contaminación ambiental, así pues son muchos los factores que han facilitado la posibilidad de trabajar a distancia.Como muchas de las oficinas de hoy en día consisten en un teléfono móvil y un ordenador, es fácil que puedas trasladar tu empresa allí donde quieras. Así pues, está de moda trabajar en casa, pero debes tener un espacio adecuado. Organizar un espacio en casa para las tareas profesionales es más sencillo de lo que crees, si bien requiere de una serie de elementos de mobiliario y tecnología que aporten comodidad y eficiencia. A continuación te dejamos unos sencillos consejos para hacer tu oficina en casa:


1-Encuentra el lugar adecuado

Busca una habitación que reúna unas buenas condiciones de habitabilidad.


Si no dispones de una estancia 'libre', es posible encontrar el espacio idóneo, que no colisione con los intereses del resto de los miembros de la familia y que permita que no te estén interrumpiendo cada dos por tres.

Es importante, en cualquier caso, que orientemos la oficina en una dirección que nos permita concentrarnos y trabajar a gusto.

2-Elige una buena mesa

No todas las mesas valen para hacer las funciones de mesa de oficina. No es una cuestión de estética sino de ergonomía, es decir, de estar cómodo y también de que tu cuerpo se encuentre en una posición saludable, que no dañe la espalda ni los hombros. Una mesa de oficina adecuada tiene numerosas ventajas, son lo bastante anchas para que quepan todos los elementos necesarios, desde ordenadores a libros, clasificadores de documentos o facturas. Y están diseñadas para que te puedas mover libremente por ellas con tu silla sin encontrar obstáculos. Finalmente, muchas mesas cuentan con cajones, aunque también se pueden adquirir cajoneras independientes que nos facilitarán el orden encima de la mesa.


3-Usa una silla de oficina adecuada

Sobra decir que es incluso peligroso para tu espalda trabajar con una silla que no sea específica de oficina, ya que no estará diseñada para que pases en ella muchas horas. Elegir un buen asiento es fácil, siempre y cuando tengas muy presente que debe ser regulable para ajustarse a la altura de tu mesa, de modo que tu espalda no quede ni demasiado tensionada hacia atrás ni demasiado forzada hacia adelante.

También debe contar con un buen respaldo donde se descargue toda la tensión y haga de contrapeso en la zona lumbar, para evitarle sobre esfuerzos. Es interesante que cuente con reposa brazos, aunque no es fundamental y depende de la costumbre de cada persona de apoyar o no los brazos. Finalmente, el tejido del que esté hecha cuenta mucho: debe ser transpirable para que nos haga estar más cómodos, y acolchado, aunque no mucho, para absorber la presión que genera nuestro propio peso.


4-Utiliza luces LED

La iluminación es otro aspecto determinante para la salud a la hora de montar una oficina. Aunque la habitación cuente con abundante luz natural, no está demás apostar por un flexo técnico, que focalizará la luz sobre el teclado o los libros o documentos que estemos leyendo. Es importante elegir tanto el flexo como la iluminación general con luces LED, ya que consumirá menos. La iluminación es un elemento muy importante ya que ayudará a conformar la atmósfera general de nuestra oficina, que debe ser relajante y confortable.


5-Organízate

Para facilitar el orden y el trabajo, usa por ejemplo archivadores para guardar documentos, porta lápices, bandejas para las facturas y el correo y papeleras donde tirar lo que se va acumulando sin sentido encima de la mesa. Cuanto más ordenado y práctico sea tu espacio de trabajo, más eficiente serás trabajando.


6-Equípate y decora

​Deberás equipar tu oficina con un ordenador, impresora, módem y/o todos los elementos que necesites para desempeñar tu actividad profesional. Si tienes que hacer videoconferencias, deberás pensar en un buen fondo para que te vean tus interlocutores. Puedes poner algún símbolo de la empresa o el logo detrás e ti para hacer corporativismo.

Mediante colores y texturas puedes lograr una decoración que se diferencien de tu estancia, cocina y otras habitaciones de tu casa. Lo importante es que le des las herramientas necesarias a tu cerebro para confirmar que de que a pesar de que estés en casa te encuentras en tu área de trabajo, y es esto lo que te hará más productivo. Lo ideal es que incorpores piezas unicolores y neutras.


Y tras atender a estos seis sencillos pasos, ya tendrías lista la oficina perfecta sin salir de casa!


¿Te animas a trabajar en casa?


Nosotros ya lo hacemos y ¡estamos encantados!

Si necesitas ayuda para hacer tu despacho en casa, no dudes en contactar con nosotros, te asesoraremos y haremos la mejor oficina para tus necesidades. Esperamos que os haya gustado este post y que os animéis a ponerlo en práctica. ¡Os deseamos una feliz semana y nos vemos en el siguiente post!


imágenes de Pinterest

0 vistas

ARQUITECTURA · INTERIORISME · DISSENY DE MOBILIARI 

Projectes i direcció d'obres, claus en mà

- dormitoris infantils - dormitoris juvenils - dormitoris de matrimoni - sales d'estar - banys - cuines - estudis - vestidors - solucions per espais petits - tarimes altes - interiorisme i llicències d'activitats per bars, restaurants, hotels, botigues - disseny d'oficines - reforma d'habitatges - obra nova - legalitzacions - llicències d'obra -

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Pinterest Icon
  • White YouTube Icon
  • White Houzz Icon